Fotografía contemporánea por Francisco González Fernández.

Noell Oszvald

No son tiempos para la calma, la paz y el sosiego. Y no deberían ser tiempos para las prisas, la violencia y la sinrazón. No sé porqué nos empeñamos en vivir en ellos de este último modo, pero es así a pesar de todo. Acaso pensemos que serán otros los que lograrán domeñar tanta insensatez pero, nos equivocamos. Somos nosotros mismos y nadie más que nosotros mismos los llamados a reestablecer el orden natural de todas las cosas y de todos los seres vivos que habitan nuestro mundo.

No son tiempos para la melancolía, sino para la rebeldía, aquella que nace frente a cualquier forma de atropello, de agresión, de abuso, de injusticia. No son tiempos para mirar atrás, sino para poner la vista hacia adelante buscando un mañana mejor en un futuro más limpio, más justo y más solidario, pues sólo a través de la unión, la paz y la armonía será como lograremos vencer a todos los males que nos aquejan.

No sé si alguién dijo que el arte no reside en la obra misma sino en la mirada de quien la contempla. Si es así, no me canso de mirar las fotografías de la artista húngara Noell Oszvald (1990, Budapest)  No me canso de encontrar en ellas no solamente el arte, sino la serenidad, la paz y el sosiego que tanto echo en falta para construir mejor nuestra propia vida.

 

Foto portada y fotos: de Noell Oszvald

Agradecimientos: radarq.net

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *