Fotografía contemporánea por Francisco González Fernández.

Street Photography

¿Qué impulsa a alguien a hacer fotografías? ¿Dónde radica el deseo de capturar un trozo de la realidad y suspenderlo en una imagen? Podría decirse, sin riesgo de equivocarnos, que existen tantas fotografías como motivos para realizarlas. No creo que ande muy desencaminado al afirmar esto. Tal vez por esta razón y ante tanta diversidad, el fotógrafo ha ido acotando,poco a poco, tan vasto universo y a ido proponiendo un orden entre tanto caos.

Siempre he pensado que esa intención de ordenar la realidad es la que ha conducido a la existencia de los géneros fotográficos. Sin embargo -también- siempre he creído, como decía De Kooning, que el ser humano no puede aspirar a poner orden en la naturaleza y en la realidad, si acaso sólo puede aspirar a poner orden en sí mismo. Con todo, nos resulta sencillo y simple a quienes amamos a la fotografía, el configurar ese aparente caos y acercarnos a la realidad (y por ende a las imágenes) desde el orden que le imponemos.

Desde siempre, pero de manera más acusada en la última década, ha adquirido protagonismo, entre los llamados géneros de la fotografía, uno cuya vocación es la de atrapar, no tanto el “instante decisivo” en la concepción cartierbresoniana, como el acontecer azoroso de nuestro deambular entre los demás seres humanos. El mundo anglosajón define esta manera de hacer fotografía como street photography esto es, fotografía en la calle.

Este género ha adquirido auténtica carta de naturaleza, además de entre algunos afamados fotógrafos/as, entre una pléyade de fotógrafos anónimos que inundan nuestras ventanas del conocimiento y la comunicación digital, con un amplio universo de imágenes que nos muestran cómo somos nosotros en la vida cotidiana diariamente. Una manera extraordinaria de vernos a nosotros mismos ante el espejo de la vida.

La fotografía que hoy les presento es de Jürgen Bürgin, un fotógrafo enamorado de esta forma de hacer fotografía y cuya obra se construye en torno a este género.

Foto: Berlin Lovers, Jürgen Bürgin