Fotografía contemporánea por Francisco González Fernández.

Don’t worry my queen II