Fotografía contemporánea por Francisco González Fernández.

I Blamen a Hundred Hands For My Violence